El murciélago vuela gracias a sus pelos

El vello del ala mide la velocidad y estabiliza el vuelo

Los pelos microscópicos situados en las alas de los murciélagos funcionan de forma similar a los dispositivos que miden la velocidad del aire en los aviones, también conocidos como tubos de Pitot. Según los resultados de un estudio, publicado en la revistaPNAS, estos micropelos actúan como detectores de velocidad y ayudan a los murciélagos a estabilizar el vuelo.

Pese a que la existencia de estos pelos se conoce desde hace casi cien años, “su función no ha estado clara y ha sido objeto de múltiples especulaciones”, según afirma la responsable de la investigación, Susanne Sterbing-D’Angelo, de la Universidad de Mary-land (EEUU). El equipo de investigadores ha conseguido demostrar cómo los murciélagos utilizan la información de los estímulos que reciben de estos micropelos para calcular la velocidad del aire y captar turbulencias. Para ello, los científicos han estudiado la respuesta sensorial y las trayectorias de vuelo en murciélagos a los que se les había eliminado el vello de las alas y han comparado los resultados obtenidos con animales sin depilar. El estudio de los pelos, en algunos casos menores de medio milímetro, se ha realizado mediante microscopio electrónico.

Para medir la respuesta sensorial, se utilizaron microchorros de aire para estimular la zona vellosa. Los investigadores ajustaron la intensidad del flujo de aire hasta que sólo era percibido por el pelo, de modo que la señal captada no se pudiera confundir con otros estímulos de las alas. Los resultados de estas pruebas mostraron cómo ciertas zonas de la corteza cerebral tenían una actividad que no se observó en ausencia de pelo y que dicha actividad dependía de la dirección del chorro de aire.

Respecto al estudio de las trayectorias de vuelo, los investigadores observaron que los murciélagos depilados volaban a mayor velocidad y hacían giros menos bruscos. Al no recibir estímulos, los murciélagos no tienen datos de la velocidad con respecto al aire,fundamental para mantenerse en vuelo, y aceleran para mantener la estabilidad. “Nuestros datos muestran cómo estos pelos desempeñan un papel fundamental a la hora de hacer maniobras, especialmente a bajas velocidades”, afirma Sterbing.

Pese a que muchos animales poseen distintos tipos de receptores que les permiten mantener la estabilidad en el aire, Sterbing asegura que “los pelos del murciélago suponen una característica evolutiva única para el control del vuelo”.

Accidentes de avión

Los fallos en los tubos de Pitot pueden tener resultados catastróficos y han sido la causa de varios accidentes de aviación en los últimos años. La caracterización de estos pelos de murciélago puede ser fundamental para mejorar este tipo de sensores. Sterbing, que está trabajando en colaboración con un equipo de ingenieros de la Universidad de Maryland, asegura que “este descubrimiento puede servir para mejorar los sensores que utilizan actualmente los aviones”.

FUENTE: Público

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: