La venganza de Rajú

Cuando los semidioses y los demonios obtuvieron el néctar de la inmortalidad, Rajú, uno de los demonios, trató de obtener la parte que le correspondía a los semidioses y fue decapitado por ello. Pero una gota del néctar llegó a los labios del demonio y su cabeza se volvió inmortal, quedando colgada de la bóveda … Sigue leyendo